El informe mundial de Onusida “Ending Aids 2017” dado a conocer reveló buenas noticias: las muertes relacionadas con el virus VIH bajaron en el MUNDO a la mitad desde el año 2005 y por primera vez en la historia, el 53% de los pacientes con el virus tienen acceso a tratamiento antirretroviral y el número de nuevas infecciones está en caída. Un “giro decisivo” menciona el documento, mientras el director de Onusida, Michel Sidibé, señalaba orgulloso que “nuestros esfuerzos han pagado”.

En América Latina, dice el informe, cuatro de cada cinco personas con el virus conoce su condición y de ellos, el 72% (aproximado) tiene acceso a tratamiento, esto es el 58% del total de pacientes contagiados, por encima del promedio mundial.

Respecto de los nuevos casos, el informe señala que entre los años 2010-2016 la cifra se ha mantenido estable en la región. De 13 países considerados, cuatro redujeron el número de nuevos contagiados (El Salvador, Colombia, Nicaragua y México), mientras otros nueve aumentaron ese porcentaje. De estos últimos, el país que más incrementó el número de casos nuevos fue Chile.

En este período, los casos nuevos en adultos crecieron 34%, el más alto de la región.

¿Qué ocurrió? Según el Ministerio de Salud (Minsal), el alza se debe a un mayor número de pesquisas, es decir, hoy se están realizando más pruebas de sangre en busca del virus. Edgardo Vera, jefe del Programa Nacional de Prevención y control del VIH/sida e ITS señala que el alza tiene una explicación mixta: por un lado el aumento de las pesquisas y por otro, un aumento efectivo de casos. “Lo que ha pasado es que entre 2011 y 2016 creció la toma de exámenes. Pasamos de 800 mil a 1.500.000 exámenes anuales, especialmente en el grupo de personas de 20 a 29 años, que es en el que más han crecido los casos”, dice.

Respecto del aumento efectivo de casos, Vera señala que se estima que hay 61 mil personas viviendo con VIH y de ellos 41 mil están diagnosticados y confirmados por el Instituto de Salud Pública y cerca de 30 mil en control en el sistema público. “Existe una brecha entre la prevalencia estimada y los casos confirmados y es precisamente esas 20 mil personas a las que se debe pesquisar y donde se busca aumentar los exámenes a través de un protocolo”, dice Vera.

Para el presidente de la Corporación Sida Chile y coordinador del Comité de Sida de la Asociación Panamericana de Infectología, Carlos Beltrán, el alza además de “alarmante” es “inaceptable”.

“Hace dos años que le venimos diciendo al Minsal sobre este aumento, sobre todo en los jóvenes. Hoy día es un hecho y las cifras internacionales dan cuenta de esto. El problema es que no han hecho nada”, reclama. El infectólogo reconoce que se hacen más pesquisas, pero según él, es solo en el grupo de embarazadas, en el resto de la población se siguen haciendo la misma cantidad de exámenes por lo que se trata de un aumento real de la epidemia.

Por si fuera poco, agrega, el 40% de las personas que se diagnostican lo hace en etapa avanzada, lo que dificulta el tratamiento.

Preocupados por esta situación la Sociedad de Infectología está redactando una misiva para enviar en los próximos días a la ministra de Salud y plantear todas sus inquietudes.

FUENTE: COLEGIO DE MATRONAS/ES DE CHILE


   
Marga Marga:

              

 

ENTRE EL 2010 Y EL 2015 SE CONFIRMARON 21800 CASOS CON VIH(SIDA) EN CHILE.