Izquierda ciudadana y miembros de la DC se suman al Partido Progresista

Como la casa de “la unidad y la transparencia” calificó este sábado el presidente del Partido Progresista de Chile, Camilo Lagos, la sede de la colectividad que hoy reunió a militantes de la Democracia Cristina y la Izquierda Ciudadana, en el marco de su incorporación al partido.

En una ceremonia de firma simbólica, el líder del Progresismo recibió a los nuevos miembros de la fuerza política, en un escenario de puertas abiertas tras la concreción de la coalición Unidad para el Cambio en marzo pasado, en la cual participan progresistas, comunistas y regionalistas.    

Asimismo, dio formalmente la bienvenida a la izquierda ciudadana, representada por el ex ministro de Bienes Nacionales de Michelle Bachelet, Víctor Osorio, quien recalcó que esta unión busca “trabajar por abrir las puertas y las ventanas de La Moneda a las demandas ciudadanas con transformaciones profundas, que han sido postergadas desde la génesis misma de la transición pactada, transformaciones que requieren empujarse ahora y no mañana”.

Lagos también detalló que la incorporación de nuevos militantes sigue la línea de “búsqueda incansable de la igualdad, pero hermanada permanentemente a la libertad, a la autonomía y la democracia”, agregando que el objetivo principal es “confluir lineamientos para avanzar en la unidad, en la transformación social y cultural de nuestra patria, tal como  lo hicimos a través de la alianza previa con regionalistas y comunistas, que es otro esfuerzo de unidad, ya no como partido, sino como algo mucho más amplio para el cambio”.

En el encuentro, también intervino el ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, quien, tras su alejamiento de la política, reapareció en un acto del partido luego de un año y medio de haber guardado silencio en instancias similares.

“Dejé la política contingente, pero mi militancia jamás, sigo siendo un militante de este partido con alegría y orgullo”, dijo, enfatizando que “para mí la izquierda ciudadana siempre fue un faro de inspiración por la razón que mi abuelo, Rafael Agustín Gumucio, era de la izquierda ciudadana y me habría gustado a mi militar en ella”.