Entra en vigencia modificación para el uso de los móviles en los vehículos.

Si Manejas, No Chatees

La distracción en la conducción es una de las principales causas de los siniestros de tránsito y el celular al volante ha sido catalogado como un distractor tecnológico de alta peligrosidad.

A nivel nacional, en los últimos siete años se ha duplicado la cantidad de siniestros viales por la causa “No estar atento a las condiciones del tránsito”, por lo que la manipulación del celular es considerado actualmente como una de las imprudencias más graves al volante.

El uso del celular en todos los espacios y momentos se ha convertido en una epidemia ciudadana y se ha transformado en una necesidad incontrolable,  sobre todo para los conductores, para quienes es tentador hablar por teléfono o enviar mensajes mientras esperan la luz verde o mientras avanzan en el  taco.

Al estar pendiente del celular, quitas tu atención de las condiciones de tránsito existentes en tu trayecto y te desconectas de tu entorno en general. Puedes pasar por alto una luz roja o también, ser sorprendido en un cruce por la presencia de un peatón o ciclista de manera repentina.

Si vas a conducir, es necesario que tomes todos los resguardos de seguridad necesarios antes de emprender viaje. Apaga tu celular y asegúrate de llegar sano y salvo a destino.

De acuerdo con el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), manipular un teléfono inteligente es similar a conducir en estado de ebriedad, recreando conductas parecidas, como por ejemplo la pérdida de reflejos al volante. Chatear al conducir es similar a manejar tras haber bebido 4 cervezas.

Toma atención de cómo utilizar tu móvil. Puedes provocar un accidente.