Bancada DC votó a favor y respaldó proyecto #40horas hoy en la Cámara de Diputados


Tras la confirmación realizada por el jefe de la bancada DC, diputado Gabriel Ascencio, del voto favorable de la DC al proyecto 40 horas, que reduce la jornada laboral en Chile, los diputados DC respaldaron la iniciativa en la votación en sala, aprobándose la idea de legislar por 67 votos a favor, 31 en contra y 14 abstenciones.

Tras la votación, el diputado DC Matías Walker reiteró la defensa de la constitucionalidad del proyecto y emplazó al Presidente de la República a comprometerse públicamente a no enviar el proyecto al Tribunal Constitucional. “Presidente Piñera súbase a este carro, súbase al carro de la ciudadanía. Lo dijimos desde el año 2017, cuando defendimos su admisibilidad, este proyecto no es inconstitucional y así lo han ratificado profesores. Sería un gran gesto para descomprimir el conflicto social”.

Diputado DC Víctor Torres

La propuesta, enviada a un nuevo análisis a comisiones, plantea dos modificaciones al Código del Trabajo:

  1. Elimina la palabra “efectivamente” de la norma que define que se entiende por “jornada de trabajo”. Uno de los objetivos de esta medida es que el tiempo de colación se considere parte integral de esta.
  2. Reduce la duración de la jornada ordinaria de trabajo de un máximo de cuarenta y cinco horas semanales a 40. La propuesta no afecta a los trabajadores con contratos especiales.

Asimismo, el texto señala que este cambio en la jornada laboral, bajo ninguna circunstancia, podrá representar una disminución de las remuneraciones actuales de las trabajadoras y los trabajadores beneficiados.

Desde la DC, en las intervenciones de los diputados Gabriel Ascencio, Matías Walker y Víctor Torres, se defendió fuertemente el proyecto, señalando que representa una “legítima demanda de los trabajadores para mejorar su calidad de vida “, agregándose que no presenta incompatibilidades constitucionales o legales.

Indicaciones

En la sesión se constató la presentación de 17 indicaciones, que deberán ser discutidas en la Comisión de Trabajo a la luz de un segundo informe.

Desde la oposición se ha planteado la gradualidad en la aplicación de la norma. Si bien la ley comenzaría a aplicarse a los doce meses de entrada en vigencia de esta ley, se especifica que esto será diferente para las pymes.

Se plantea que las empresas cuyos ingresos anuales por ventas y servicios y otras actividades del giro no exceden las 75 mil UF, en el último año calendario a la fecha de vigencia de la ley, estarán facultadas para reducir la jornada ordinaria máxima semanal de forma gradual al inicio de los doce meses desde la vigencia de la norma, comenzando en 44 horas semanales y, posteriormente, disminuyendo una hora por año, hasta 40 horas semanales al inicio del quinto año.