Periodistas argentinos denuncian que serán deportados de Chile por contenido en sus redes sociales

Desde las 5 de la tarde (26 de octubre) están en una sala y no tienen conocimiento de que les va a pasar. Informaciones extraoficiales datan que no poseen VISA de trabajo, pero no ha habido respuesta oficial de la autoridad.

En sus redes sociales informan: «Estamos en la sala de embarque 17b. Al momento nos deportan. Estamos con los agentes de @inddhh Ya viene nuestra abogada. Es imposible de explicar lo que pasó y lo que pasa ahora. Seguimos acá. «

Investigando las publicaciones del diario digital EL FURGON de ARGENTINA que han realizado antes de llegar a Chile , se remite el siguiente REPORTAJE el cual se titula » Chile arde porque no son 30 pesos, son 30 años » firmado por Nazareno Roviello, uno de los periodistas argentinos que denuncia que será deportado.

Los Tanques en las calles de Santiago

«Esto puede no decir mucho, pero Chile es un país muy peculiar y aquí el por qué:

Durante la dictadura del general Augusto Pinochet se implementó el plan de los “Chicago Boys”, un experimento económico que uno de sus principales impulsores Milton Friedman lo llamó el «milagro de Chile». Luego de la dictadura y con indultos generados por los propios militares, con un Pinochet eterno como senador, los principales recursos del pueblo chileno fueron privatizados. El cobre, el agua, la salud, la educación.

Desde entonces, lo que sucedió fue una acumulación de capital en manos de las cuatro familias más importantes de ese país, dentro de las cuales se encuentra el presidente Sebastián Piñera. Estas familias acumulan más del 20 por ciento del PBI y más del 72 por ciento de la riqueza se encuentra concentrada en el 20 por ciento más rico de la población, acorde a un informe del propio Banco Central de Chile. Es el país con más millonarios de América Latina y con más desigualdad entre ricos y pobres. La clase media chilena no cuenta con riqueza y está endeudada por el propio sistema.

En Chile se vendió el agua, es el único país en el mundo donde el agua es privada, hasta el propio mar tiene dueños, el 90 por ciento del mar chileno está concentrado en 9 familias y las leyes que el propio Piñera impulsó determinaron que se llegue a este nivel de acumulación. Los propios trabajadores portuarios -durante más de un mes- realizaron un paro y toma del puerto de Valparaíso, a finales de 2018, por las condiciones laborales frente a la reforma de la ley de pesca. El ejemplo del liberalismo económico, el libre mercado, mostró su fracaso aunque le pese a los liberales que tanto gustan de los datos. La educación es privada, también la salud. La desigualdad jamás tuvo intención de corregirse y pasaron los gobiernos.»