De manera unánime, los diputados DC aprobaron hoy el proyecto de ley que reduce a jornada laboral a 40 horas y que incorporó una propuesta de la bancada que establece una aplicación gradual para las PYMES de esta medida, para evitar que se vean afectadas por este cambio.

La información fue dada a conocer por el diputado DC Víctor Torres, quien explicó que “hemos dado un gran paso hoy en defensa de la calidad de vida de los trabajadores del país, al lograr que se rebaje la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, con lo cual esperamos que tengan más tiempo para compartir con sus familias y para el descanso”.

“Además, se aprobó una propuesta que era muy importante para nuestra bancada que consistía en establecer un tiempo gradual de aplicación de esta ley para evitar consecuencias negativas en la economía y, muy particularmente, en las pequeñas y medianas empresas, cuyo nivel de adaptación a estas políticas es más estrecho”.

“Por ello, las empresas cuyos ingresos anuales por ventas y servicios y otras actividades del giro no excedan las 75.000 unidades de fomento en el último año calendario estarán facultadas para reducir la jornada ordinaria máxima semanal de forma gradual, para lo anterior se dispone que, al inicio de doce meses desde la entrada vigencia de la ley, se comenzará en 44 horas semanales y, posteriormente, se irá disminuyendo una hora por año, hasta 40 horas semanales, al quinto año posterior a la vigencia de la presente ley”.

“Además dejamos claramente establecido que la aplicación de esta ley, bajo ninguna circunstancia, podrá representar una disminución de las remuneraciones actuales de las trabajadoras y los trabajadores beneficiados”.

El diputado Torres agregó que “para las jornadas laborales señalamos que en las empresas en que existan sistemas de trabajo por turnos, excepcionales, bisemanales, especiales para el personal del transporte o cualquier otro sistema especial de duración y distribución de la jornada de trabajo que contemple este Código, la jornada semanal podrá, por acuerdo de las partes, promediarse en períodos bimensuales o trimestrales de distribución de días de trabajo y de descanso. Lo anterior también se aplicará para el personal contratado para prestar servicios por obras o faenas determinadas”.

“También el proyecto da facultades a la Inspección del Trabajo del territorio respectivo, para calificar las jornadas especiales respecto de las cuales no se aplicará la jornada de 40 horas y que estas modificaciones introducidas al Código del Trabajo comenzarán a aplicarse a los doce meses desde la entrada en vigencia de la ley”.